Cuidamos de ti y de tu hogar

Tipos de azúcares de origen natural

Escrito por Redacción | abril 13, 2016 | Salud |
Tipos de azúcares de origen natural

Cuando pensamos en azúcar, probablemente se nos venga a la mente la imagen del azúcar de mesa, en formato granulado y de color blanco, que espolvoreamos en algunos alimentos y bebidas. Sin embargo, el termino «azúcares» engloba todos aquellos carbohidratos de absorción rápida (monosacáridos y disacáridos) que sirven para endulzar recetas y todo tipo de productos alimenticios.

Durante la digestión, los azúcares llegan al torrente sanguíneo con gran rapidez, generando subidas glucémicas que nuestro organismo debe contrarrestar rápidamente mediante la insulina. Sin embargo, no todos son procesados de la misma manera por nuestro cuerpo.

Conoce los principales azúcares de origen natural que se utilizan en la industria alimentaria:

Glucosa

Es el azúcar que obtiene nuestro cuerpo al procesar los hidratos de carbono. Todas las frutas presentan naturalmente una cantidad de glucosa, pero en la industria alimentaria se emplea en forma de dextrosa (glucosa en polvo) o jarabe de glucosa (disuelta).

Cuando hay un exceso de glucosa en la sangre, la insulina es la encargada de compensarlo, transformándola en glucógeno que se almacena en los músculos y en el hígado. Pero si excedemos los 200 g de glucosa que nuestros músculos toleran, el glucógeno restante se transformará en grasa y aumentaremos de peso.

Fructosa

Es el azúcar que está presente de forma natural en las frutas, así como en la miel, en algunas verduras y en el sirope de arce. Se suele agregar a algunos alimentos y bebidas para endulzar, especialmente, en productos para diabéticos, puesto que la respuesta glucémica que provoca en el organismo es menor a la de la sacarosa.

Sin embargo, la fructosa se convierte en nuestro organismo en grasa que se va acumulando en el torrente sanguíneo, por lo que conviene limitar su consumo.

Sacarosa

El azúcar de mesa común, también conocido como blanquilla, que empleamos por ejemplo para endulzar un yogur o un café con leche, es el principal exponente de esta categoría. Pero también, el azúcar moreno, el glacé y el líquido. Se obtiene del jugo de la remolacha o de la caña de azúcar y es una mezcla de glucosa y fructosa.

El problema del azúcar de mesa es que, al estar refinado, pierde todos sus nutrientes y se convierte en calorías vacías. Además, esto implica que, para procesarlo, nuestro organismo consume algunos nutrientes esenciales de sus reservas, tales como minerales, vitaminas y oligoelementos.

Dextrina

Se obtiene del almidón de la patata y suele emplearse en la industria alimentaria como espesante. Por su parte, la maltodextrina se obtiene del almidón de maíz, cebada y trigo y se emplea como espesante y humectante en ciertos tios de cocina. Como la glucosa, altera rápidamente los niveles de glucemia en el organismo.

Jarabe de maíz

Se obtiene del maíz y está compuesta esencialmente por glucosa y fructosa. Es más barato, por lo que se utiliza masivamente para endulzar alimentos industriales, ya que endulza igual o más que la sacarosa.

Lactosa

El azúcar presente en la leche de los mamíferos y, por extensión en los lácteos en general. Se compone de glucosa y galactosa.

Polioles

También conocidos como los «alcoholes del azúcar», se emplean generalmente como edulcorantes porque no alteran los niveles glucémicos (salvo algunas excepciones). Es el caso del sorbitol o el xilitol (presente en los chicles sin azúcar, así como el eritritol (que se usa en productos mentolados), entre otros.

También te puede interesar: