Cuidamos de ti y de tu hogar

Trastornos de la vista comunes : ¿en qué consisten?

Escrito por Redacción | febrero 23, 2017 | Salud |
Trastornos de la vista comunes : ¿en qué consisten?

Ninguna edad está libre de padecer los trastornos de la vista comunes. La herencia genética y el abuso de los dispositivos móviles y pantallas favorecen la aparición de estos problemas comunes de la vista ya en la niñez, lo que en la mayoría de los casos implica el uso de lentes correctoras.

Conoce cuáles son las anomalías de la vista más frecuentes en las diferentes edades y qué síntomas implican:

Trastornos de refracción

Son trastornos que se tratan con el uso de lentes correctivas o mediante cirugía refractiva. Provocan visión borrosa, dolores de cabeza, fatiga visual, deslumbramiento, visión doble o nebulosas. Se diagnostican en el oculista tras un examen que incluye la dilatación de las pupilas.

Miopía: el problema deriva en que la luz se enfoca por delante de la retina en lugar de sobre esta (por eso necesitamos acercar los objetos para enfocar mejor). El resultado es que los objetos lejanos se ven borrosos mientras que lo que tenemos cerca se ve con claridad. Los ojos miopes son más alargados de lo normal.

Hipermetropía: este trastorno impide ver los objetos cercanos con la misma claridad que los lejanos debido a que el enfoque se produce detrás de la retina (por eso alejamos los objetos para enfocar mejor). En casos con dioptrías altas, el problema de visión se extiende también a los objetos lejanos. Los ojos hipermétropes son más estrechos de lo normal, en contraposición con los miopes.

Astigmatismo: en este trastorno el enfoque sobre la retina no es uniforme porque hay irregularidades en la curvatura de la córnea. Esto afecta tanto a la visión de cerca como a la de lejos, volviendo los objetos deformados.

Presbicia: es un trastorno que aparece con la edad y que afecta a la capacidad de enfoque. Se debe a que el cristalino se vuelve rígido, volviéndose incapaz de cambiar de forma para permitir el enfoque de los objetos cercanos. Es un problema frecuente en las personas a partir de los 40 años y se conoce también como «vista cansada».

Cataratas: se dan cuando el cristalino, encargado del enfoque de cerca y de lejos se convierte en opaco, impidiendo la visión. Solo se corrigen con cirugía y es habitual en las personas de la tercera edad y pueden afectar a uno o ambos ojos. Los síntomas que provocan las cataratas son la vista borrosa, el resplandor alrededor de las luces, visión doble y dificultades para ver de noche, entre otros.

Trastornos de la retina

Son los que afectan a la capa de tejido tras del ojo que recibe la luz y envía las imágenes al cerebro. Interviene en tareas vitales como leer y conducir. La degeneración macular, el desprendimiento de retina o el retinoblastoma son trastornos que afectan a la retina.

Glaucoma

Este trastorno, que puede llegar a causar ceguera total, se produce por una presión descontrolada del humor acuoso en el ojo. Esto acaba dañando de forma irreparable el nervio óptico. Es una anomalía que no presenta síntomas previos, por lo que solo se puede detectar con revisiones preventivas. Dolor de cabeza, visión deficiente, dificultad de visión en los laterales, rigidez ocular y picor de ojos son algunos de los síntomas que indican el avance de la enfermedad.

También puede interesarte: