Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos de maquillaje para disimular imperfecciones

Escrito por Redacción | diciembre 05, 2014 | Salud |
Trucos de maquillaje para disimular imperfecciones

Aunque cuidemos nuestra piel y nuestro rostro con los mejores productos y tratamientos de belleza y maquillaje, al final, las huellas del paso del tiempo se irán abriendo camino inevitablemente en forma de manchas, granos, rojeces… Para disimular todas imperfecciones aún nos queda un fiel aliado, el maquillaje, que nos ayudará a mejorar nuestro aspecto y mostrar una piel más bella.

No se trata de abusar del maquillaje para ocultar por completo nuestra apariencia real, eso siempre resulta un despropósito. Se trata más bien de recurrir a un look natural con ciertos efectos ópticos que aporten un aspecto fresco y saludable a nuestro gesto. Para ello te recomendamos que sigas los siguientes consejos:

  1. Utiliza una base de maquillaje con tratamiento o BB cream. Debe ser adecuada a tu tipo de piel y con filtro de protección solar incluido. Recuerda que, aunque no vayas a tomar el sol, sus efectos en un simple paseo por la calle resultan muy nocivos y, a la larga, visibles en nuestra piel. Elige una base de cobertura ligera y de un tono natural para evitar un acabado artificial que no hará más que añadirte años. Procura difuminarla uniformemente en rostro, cuello y escote.
  2. Con un corrector de un tono más claro que tu piel, oculta las ojeras con suaves toques de las yemas de los dedos y aclara o ilumina el extremo interno de cada ojo.
  3. Matiza los ángulos perdidos de tu rostro con iluminador y contorno (suelen venderse en conjunto a modo de paleta). Necesitarás un pincel de contorno (de grosor medio, pelo largo y suave) para difuminar bien las transiciones entre el tono oscuro (contorno) y el claro (iluminador). Utiliza el contorno para «hundir»:
    • Los pómulos, aplicando una línea diagonal bajo el hueso.
    • La papada, pintando bajo el hueso del maxilar inferior.
    • La línea del contorno de la nariz (sobre todo si es gruesa), dibujando líneas desde el lacrimal hacia los dos lados de la nariz.
    • Los extremos de la frente, para estrecharla, si es el caso.

    Después, usa el iluminador para ampliar y destacar:

    • Las mejillas, pintando justo encima del hueso del pómulo
    • El tabique de la nariz
    • El mentón
    • El centro de la frente
  4. Abre tu mirada: aplica una sombra de color natural (marrón claro o rosa terracota, por ejemplo) sobre el párpado móvil y seguidamente escoge un tono beige claro para completar el párpado fijo hasta la cejas. Con la sombra de base oscura procura alargar tu ojo dibujando sutilmente una diagonal, para disimular la caída de tus ojos, si es que lo han hecho con la edad.
  5. Aplica máscara de pestañas incidiendo especialmente en el extremo externo, para abrir aún más tus ojos.
  6. Elige un rubor rosa natural como colorete para darle un aspecto saludable a tu rostro. Aplícalo ciñéndote a la manzana de las mejillas y olvida los pómulos. Si tienes la piel seca, elige un colorete en formato crema que, además de hidratar la zona te permitirá hacer retoques con facilidad durante el día.
  7. Si tus labios son finos, lo mejor será que los engroses valiéndote de un gloss transparente o de un color claro. Puedes aplicar un poco de perfilador más oscuro bajo la parte central del labio inferior, para dar mayor profundidad y, por tanto, mayor volumen a tu boca. Si prefieres el color para tu boca, elige un tono medio (rosa, marrón, anaranjado, coral, etc.) y aplica un color mucho más claro en la parte central de los dos labios, para crear un degradado que te de profundidad y grosor.

Existen muchos trucos más para hacer rejuvenecer parcialmente nuestro rostro mediante el maquillaje, ya que cada mujer irá descubriendo lo que más le favorece. La clave está en no endurecer más nuestros rasgos, disimular los defectos  y potenciar nuestros puntos fuertes.

También te puede interesar: