Cuidamos de ti y de tu hogar

Usos de la miel beneficiosos para tu salud

Escrito por Redacción | febrero 06, 2015 | Salud |
usos_miel_salud

De sobra son ya conocidas las múltiples propiedades de la miel beneficiosas para nuestro organismo: antisépticas, antiinflamatorio, antimicrobianas, antibióticas, sedantes, dietéticas, edulcorantes, tonificantes, laxantes, diuréticas, anti-inflamatorias y hasta de desbridamiento. Del tipo de miel dependerá las aplicaciones terapéuticas. Por ejemplo, hay miel de azahar que se obtiene de la flor del naranjo y que destaca sobre todo por sus efectos calmantes, o también existe la miel de romero, que producen las abejas que liban en la flor de esta planta, y que se emplea para tratar enfermedades respiratorias o fatiga mental.

Por sus múltiples aplicaciones te resumimos algunos usos de la miel que puedes incluir en tu rutina porque resultan beneficiosos para la salud:

- Miel para la irritación de garganta: cuando tengas molestias en la garganta como consecuencia de un resfriado, la miel será tu fiel aliada para aliviarlas. Mézclala con zumo de limón para unos mejores resultados.

- Miel para aliviar la tos: si sufres episodios de tos nocturna, prueba a tomarte un par de cucharadas de miel media hora antes de acostarte. Está comprobado que protege las vías respiratorias. También puedes mezclarla con leche caliente, que te ayudará a conciliar el sueño.

- Miel para potenciar la memoria: en épocas en las que necesites sacar el mejor rendimiento posible de tu memoria, incluye la miel en tu dieta diaria, ya sea en las tostadas del desayuno, con el yogur, con la leche, el té, etc.

- Miel para cicatrizar heridas y quemaduras: cuando son leves y superficiales, la miel ayuda a que curen y cicatricen antes. Además, por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, evita que este tipo de heridas se infecten. Para ello, se aplica la miel directamente sobre la zona o impregnada en una gasa que ha de cambiarse una vez al día. Para este remedio, la más idónea es la miel de Manuka (una variedad procedente de una planta de Nueva Zelanda). Si no, la miel ha de ser lo más pura posible.

- Miel para combatir problemas de la piel: desde las dermatitis hasta el acné bacteriano. Úsala como una mascarilla mezclada con otros ingredientes que faciliten su aplicación: yogur, limón (si tienes la piel grasa), aceite de oliva o argán (si la tienes seca), etc. También se ha demostrado que la miel es eficaz contra la caspa y la dermatitis seborreica. Para ello, se aplica directamente sobre el cuero cabelludo con un poco de agua tibia y se masajea.

También te puede interesar: