Cuidamos de ti y de tu hogar

Cómo saber si te roban WiFi (y evitarlo)

Escrito por Redacción | julio 02, 2015 | Tecnología |
Cómo saber si alguien te está robando tu WiFi

Internet se ha convertido en una herramienta totalmente imprescindible en nuestra sociedad. Y lo que hace 15 años aproximadamente era un servicio del que disponían unos pocos usuarios actualmente es totalmente masivo, estando presente en la inmensa mayoría de hogares. Sin embargo, desgraciadamente hay algunas excepciones que en vez de contratarlo intentan -y en muchos casos consiguen- aprovecharse de la red de un vecino -que podemos ser nosotros- para conectarse a ésta de forma ilegal y robarnos WiFi.

VER TAMBIÉN: Consejos para mejorar la velocidad de tu red WiFi

El principal indicio para percatarnos de que podemos estar sufriendo conexiones ilegales es comprobar con la velocidad de navegación comienza a ir más lento de lo que es costumbre. En caso de ocurrir esto es el momento de ponerse manos a la obra, e intentar localizar al ‘ladrón’. Parra ello es recomendable y muy efectivo utilizar diversos programas y aplicaciones que nos permiten chequear nuestra red y de esa forma detectar cualquier irregularidad o intruso que se esté aprovechando de nosotros. Las mejores herramientas para ello son una aplicación móvil como Fing, disponible para iOS Android, da la posibilidad de evaluar los niveles de seguridad, detectar intrusos y resolver problemas de red en cuestión de segundos. Pero también se puede hacer uso de otras como NetScan oNetWork Discovery (Android) o iNet IP NetWork Scanner (iOS). Para sistemas operativos de ordenadores de sobremesa que ruedan sobre Windows se pueden encontrar Angry IP ScannerMonitoring Tool oMicrosoft Network monitor.

El objetivo de estos programas es localizar todos los aparatos que están conectados a esa red y se desvelan incluso sus direcciones MAC -identificador que corresponde de forma única a una tarjeta o dispositivo de red- y el modelo de dispositivo. También ofrece la oportunidad de limitar el acceso a ese determinado aparato. El problema es que detecta al intruso únicamente en el momento en el que se efectúa en análisis, con lo cual si el «ladrón» de wifi no está conectado ahora no podremos averiguarlo hasta que coincidamos.

Acceder al router

No obstante, para saber si se han conectado en algún momento dado hay que acceder al router. Para ello hay que introducir, generalmente, 192.168.1.1. en el navegador o dirigirse al buscador de Windows (Inicio/buscador) y escribir cmd.exe. Aparecerá una pantalla negra en la que escribimos «ipconfig/all» y, una vez realizada esta operación, «Conexión LAN inalámbrica» y después «Dirección física». Así conoceremos la puerta de enlace. Con esa información habrá que ir a un navegador e introducir esa dirección, que pide una nombre de usuario y clave para acceder al router, desde donde procederemos a realizar las modificaciones pertinentes, así como gestionar los accesos a distintos dispositivos en aras de proteger la red. Desde aquí se podrá cambiar la contraseña que aparece por defecto, configurar la red para darle acceso a determinados dispositivos, asignar las direcciones de forma manual y cambiar el nombre de la wifi (SSID) para evitar ser detectado.

Consejos para ‘blindar’ nuestra red

Los especialistas en la materia señalan que la mejor forma de proteger nuestra red WiFi para evitar que intrusos se conecten a ella es modificar nuestras contraseñas de acceso. Lo recomendable es evitar utilizar datos personales -nombres, fechas de nacimiento, etcétera…- o secuencias predecibles -los típicos 12345- y apostar por claves que combinen números y letras tanto en mayúscula como en minúscula.

También te puede interesar: