Cuidamos de ti y de tu hogar

Consejos para crear una contraseña segura

Escrito por Redacción | agosto 19, 2014 | Tecnología |
Consejos para crear una contraseña segura

Pasamos cada vez más tiempo en Internet y las contraseñas se han convertido en un elemento muy presente en nuestro día a día: en nuestro email, servicio online del banco, plataformas de pago seguro como Paypal, redes sociales, webs en las que estamos registrados, etcétera… Es decir, tenemos que elegirlas continuamente y de esta decisión dependerá en muchos casos la seguridad de multitud de información personal muy sensible, por lo que es vital ser conscientes de la importancia de una elección acertada. Para ayudarte a ello a continuación te ofrecemos varios consejos muy interesantes para crear una contraseña segura.

Elige una combinación de letras, números y símbolos

Si utilizas números, símbolos y combinaciones de mayúsculas y minúsculas en tu contraseña, conseguirás que sea más difícil averiguarla. Por ejemplo, una contraseña de ocho caracteres compuesta por números, símbolos y letras mayúsculas y minúsculas es más difícil de averiguar que una que solo esté compuesta por ocho letras en minúscula, ya que la primera tiene más de 30.000 combinaciones posibles.

No utilices información personal ni patrones de teclado o secuenciales

Crea una contraseña exclusiva que no esté relacionada con tu información personal y que utilice una combinación de letras, números y símbolos. Por ejemplo, puedes seleccionar una palabra o una frase al azar e insertar letras y números en el principio, en el medio y en el final para conseguir que sea muy difícil de averiguar (por ejemplo, “FeL1C3s@Fi3StAs”). No utilices palabras o frases simples, como «contraseña» o «quieroentrar», ni patrones de teclado como «qwerty» o «qazwsx», ni patrones secuenciales como “abcd1234″, ya que, si lo haces, tu contraseña será más fácil de averiguar.

Una contraseña diferente para cada cuenta importante

Utiliza una contraseña distinta para cada una de tus cuentas importantes, como la cuenta de correo electrónico y la del servicio online del banco. Reutilizar contraseñas conlleva un riesgo: si alguien averigua tu contraseña para una cuenta, podría acceder a tu dirección de correo electrónico, o incluso a tu dinero, y saber dónde vives.

Cambia tu contraseña a menudo

Si alguien ha averiguado tu contraseña, puede que esté accediendo a tu cuenta sin tu conocimiento. Si cambias tu contraseña de forma periódica, podrás limitar este tipo de acceso no autorizado.

Mantén contraseñas a salvo

Cada vez tenemos más contraseñas hasta el punto que muchas personas deciden ir apuntando en un documento todas éstas. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos riesgos de hacer esto. No es recomendable dejar un archivo con tus contraseñas en tu ordenador o dispositivo móvil, porque en caso de sufrir su pérdida o robo, quedarías muy comprometido. Por ello si decides guardar tus contraseñas en un archivo de tu equipo, lo idóneo es ponerle nombre poco sospechoso para que el resto no sepan lo que contiene, y no uno del estilo ‘Mis contraseñas’ o ‘Mis claves’. Dos buenas opciones para solucionar este problema sería guardar este tipo de archivos en servicios de almacenamiento en la nube, o utilizar un administrador de contraseñas.