Cuidamos de ti y de tu hogar

Trucos para arreglar ropa desteñida en la lavadora

Escrito por Redacción | abril 20, 0201 | Hogar |
Trucos para arreglar ropa desteñida en la lavadora

Cualquiera que tenga lavadora habrá vivido el indescriptible momento de sacar la ropa de una colada entera desteñida por culpa de alguna prenda. Normalmente este tipo de ropa trae indicaciones en la etiqueta de «lavar a mano», «lavar con colores fuertes» o «lavar por separado», pero muchas veces, bien por despiste, bien porque no nos fijamos o simplemente porque no lo advierte, el decolorado nos sorprende irremediablemente.

Si te ha ocurrido con la mayor parte de la colada, puedes eliminar el color «desteñido» de tus prendas del siguiente modo: aparta la prenda que ha desteñido (ten en cuenta que será de tono más oscuro que las manchas que ha provocado) y llena una bañera con agua mezclada con sal (dos cucharadas) y vinagre (medio vaso). Mete la ropa y déjala reposar durante una hora. Por último, aclara toda la ropa y métela de nuevo en la lavadora.

La prenda que se ha desteñido lo seguirá haciendo durante varios lavados más, por lo que te recomendamos que la pongas a remojo en un barreño con agua tibia y medio vaso de zumo de limón. Déjalo reposar varias horas y, entonces, prueba a lavar la prenda a mano hasta comprobar que no colorea el agua.

Para reparar ropa blanca teñida puedes sumergirla en agua con un chorro de lejía durante unos minutos y después tender la prenda al sol. También puedes emplear agua oxigenada en lugar de lejía para sumergir la prenda y dejarla así hasta que comprobemos que desaparece el color de la prenda desteñida.

Otro truco es hervir las prendas teñidas en una cazuela con varias patatas sin pelar (pero sí lavadas). Basta con cubrir de agua la prenda y dejar la prenda hirviendo hasta que percibas que el color ha salido. Obviamente este truco no es válido para las prendas sintéticas, por el calor que el agua alcanza.

Si solo se ha teñido una prenda, puedes probar el siguiente truco: pon a hervir una cacerola con agua y varias hojas de laurel. Cuando rompa a hervir, espera unos cinco minutos y entonces retírala del fuego. Deja que el agua se enfríe durante unos minutos y entonces introduce la prenda y déjala reposar durante un par de horas, removiendo de vez en cuando para facilitar la eliminación de las manchas de color. Pasado el tiempo de reposo, puedes acabar de retirar las manchas vertiendo el mismo agua en un barreño y mezclándolo con un poco de detergente. Frota con un cepillo las manchas para eliminarlas por completo y, si persisten, vuelve a pasar la prenda por la lavadora.

Otro de los remedios caseros que puedes probar es el de cocer un buen número de huevos en abundante agua y verterla en una palangana para dejar reposar la prenda teñida. Si la prenda no admite agua caliente, entonces déjala sumergida en leche hasta que veas que ha soltado la mayor parte del color teñido y después lávala normalmente en la lavadora.

Quizás también te pueda interesar: