Cuidamos de ti y de tu hogar

¿Cuánto tiempo duran los alimentos en la nevera?

Escrito por Redacción | octubre 02, 2014 | Hogar |
Open fridge full of fruits, vegetables and meat

Cuando acabamos de ir al supermercado para hacer una gran compra y llenar la nevera con todo tipo de alimentos, lo lógico es que los almacenemos en función de cuándo los vamos a cocinar o consumir. Pero, ¿sabemos realmente cuánto tiempo aguanta la carne o el pescado fresco en la nevera? ¿Es recomendable congelarlo si no se va comer inmediatamente? ¿Qué debemos consumir antes?

VER TAMBIÉN: ¿Qué alimentos se pueden congelar y cuánto tiempo?

Te damos las claves para saber cuánto duran los alimentos básicos en la nevera, tanto frescos como cocinados, lo que te dará pistas sobre cuándo consumirlos y cómo almacenarlos en tu frigorífico:

En primer lugar, las carnes, son las que primero hay que gestionar puesto que pierden su frescura con más rapidez. Por eso, si dudamos de la fecha en la que vamos a prepararlas, conviene congelarlas en lugar de guardarlas en un cajón donde se nos pueden olvidar. También podemos cocinarlas de inmediato para que aguanten más en el frigorífico y congelar parte del preparado para otras ocasiones. Su duración varía:

  • Carne de vaca: se conserva fresca tres días y uno más si está cocinada. La carne picada cruda dura entre uno y dos días en la nevera antes de perder su frescura.
  • Pollo: debe cocinarse antes de dos días y, una vez preparado, aguanta máximo cuatro días, aunque lo ideal es consumir el guiso, como mucho, en uno o dos días. Si has comprado una gran cantidad, separa u congela para otro momento para evitar desperdiciarlo.
  • Pescado: igual que el pollo, no debe sobrepasar los dos días crudo en la nevera. Una vez cocinado, no aguantará más de tres días. Cuanto antes lo cocines, más fresco estará, si bien hoy en día es recomendable congelar el pescado durante al menos 48 horas para evitar el anisakis.

Al margen de su duración media, conviene fijarse en la fecha de envasado o captura de los productos que adquirimos en bandejas, para saber qué margen tenemos a la hora de cocinarlos.

En el caso de frutas y verduras, los tomates y cebollas resisten unas dos semanas en la nevera, las lechugas mantienen su frescura unos cinco o seis días, mientras que las bolsas de ensalada aguantan dos o tres días con su contenido fresco. Los limones se mantienen en el frigorífico una media de tres semanas, como el resto de la fruta de piel dura, en general. La fruta de piel fina puede aguantar un par de semanas refrigerada, dependiendo del estado de maduración en el momento de la compra.

¿Se pueden congelar los huevos?

Los lácteos son los que más aguantan en la nevera, siempre que la temperatura baja no se altera. Cuando sufrimos algún corte de luz prolongado y el frigorífico pierde su frío habitual conviene retirar los envases abiertos de leche o yogur. En general, la leche dura cinco días como mínimo, una vez abierta; el yogur hasta diez días; los quesos permanecen intactos una semana y, aunque después se pueden consumir, van perdiendo sus cualidades, y los huevos pueden durar hasta cinco semanas en el frigorífico. También debes saber que los yogures admiten la congelación, pero los huevos no, a no ser que estén batidos, en cuyo caso resisten hasta un año en el congelador.

Por su parte, los bricks de zumos aguantan entre una y dos semanas, dependiendo de lo naturales que sean.

Las mermeladas y otras conservas en tarro de cristal: aguantan un máximo de dos meses en el frigorífico. Cuando pierden frescura, se detecta fácilmente por el olor y el aspecto.

El ketchup aguanta seis meses intacto en la nevera, mientras que la mostaza alcanza los doce meses. El resto de salsas y condimentos envasados resisten entre uno y dos meses.

También te puede interesar: